El Tribunal Supremo confirma que una cláusula suelo abusiva es nula aunque haya acuerdo posterior.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en el que la falta de transparencia de la cláusula suelo deben anularse siempre y no es posible su convalidación aunque los afectados hayan negociado un acuerdo en ese sentido con el banco.

La sentencia emitida el 16 de octubre determina que la nulidad de una cláusula suelo abusiva “es una nulidad radical o de pleno derecho“, por lo que no puede ser convalidada posteriormente.
En concreto, el fallo judicial hace referencia a un caso en el que los demandantes habían firmado una hipoteca que contenía una cláusula suelo que adolecía falta de transparencia, después de la firma, aunque los afectados negociarón una reducción en las condiciones de la misma. Pero el Supremo confirma que, al ser nula la cláusula desde el momento de su firma, el hecho de haber pactado una reducción posteriormente no afecta a esa nulidad.

El Supremo obliga a devolver todo lo cobrado por la cláusula nula

El pronunciamiento del Tribunal Supremo obliga a la entidad que realizó el préstamo hipotecario “Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria” a eliminar la condición general del contrato de préstamo hipotecario y a la devolución de todas las cantidades cobradas con arreglo a la cláusula.

Esta sentencia puede permitir a los afectados reclamar cantidades cobradas por sus bancos en aplicación de cláusulas que hayan sido declaradas nulas, independientemente de los acuerdos que hayan negociado con posterioridad a la firma de cláusulas suelo abusivas, si esas cláusulas han sido declaradas nulas radicales o de pleno derecho, lo que hace que su abusividad no prescriba.

En CUELLO ABOGADOS estamos para ayudarle, y ofrecemos nuestros servicios de asesoramiento y reclamación ante los tribunales.