LOS CLIENTES SEGUIRÁN PAGANDO EL IMPUESTO DE ACTOS JURÍDICO DOCUMENTADOS

IMPUESTO

El Pleno de la Sala III del Tribunal Supremo ha considerado que debe volverse al criterio según el cual el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios es el cliente en lugar del banco tal y como recogía la STS 1505/2018.Tras dos días de deliberaciones finalmente el Tribunal Supremo ha rectificado su propia Sentencia en la que entendía que “el obligado al pago del tributo en estos casos es el acreedor hipotecario, sujeto en cuyo interés se documenta en instrumento público el préstamo que ha concedido y la hipoteca que se ha constituido en garantía de su devolución” Esta Sentencia suponía un cambio jurisprudencial del que muchos consumidores se iban a beneficiar pues podrían reclaman el importe abonado correspondiente al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Sin embargo y tras esa deliberación que se alargó dos días y tan sólo por dos votos de diferencia, el Tribunal Supremo afirma que seguirá siendo el cliente el obligado al pago del impuesto, sentando así la jurisprudencia en la que se basarán los demás Tribunales Españoles.