Errores a la hora de firmar una hipoteca

1.- Las prisas no son buenas consejeras.

Analice su situación económica actual, así como las circunstancias que se puedan dar, tanto buenas como malas y compruebe si será capaz de hacer frente a la hipoteca, en cada uno de los casos.

2.- ¿Dispone de una fuente de ingresos sólida y estable?

Es recomendable no hipotecarse en casos en los que no se dispone de una fuente de ingresos sólida y fija: puesto de trabajo fijo, que se pueda plantear a largo plazo. La prestación por desempleo no debe considerarse como una fuente de ingresos.

3.- ¿Cuál es su capacidad de pago?

Deberemos plantearnos no solo la cuota a pagar de la hipoteca, sino también las deudas ajenas a la hipoteca que comprometan nuestra capacidad de pago.

4.-Plena conciencia de lo que se firma.

Lea atentamente los documentos que firme, y en caso de duda pregunte. Si es necesario, acuda a un asesor hipotecario o un abogado que le oriente y aconseje.

5.- Partir de una situación de sobreendeudamiento.

Actualmente, al pedir una hipoteca, el banco solo financiará el 100% del precio de la vivienda en el caso de los clientes más solventes; la mayoría de veces sólo da alrededor del 80% de financiación. Esto lleva a muchos compradores sin ahorros a pedir créditos personales para poder cubrir los gastos asociados a la compra de una vivienda, lo que hace que partan de una situación de sobreendeudamiento antes de firmar la hipoteca.

6.- Ingresos en B.

Antes, los Bancos sí admitían ingresos que no se podían justificar. En la actualidad, esa práctica está totalmente prohibida, y además, el banco tiene obligación de denunciarla.

7.- Avalistas.

En ocasiones, los avalistas no son plenamente conscientes de la responsabilidad que tiene avalar a alguien. En los casos en los que se firma la hipoteca con avalista, éste debe tener claro si podrá hacer frente al pago de la hipoteca en el caso que tenga que hacerse cargo de la deuda, de lo contrario sus pertenencias podrán ser embargadas.

Desde CUELLO ABOGADOS aconsejamos que analicen todos estos factores previamente antes de firmar una hipoteca, evitarán posibles problemas en el futuro. Si desean asesoramiento, no duden en ponerse en contacto con nosotros.