Como compartir décimos de Lotería de Navidad con amigos y familiares de forma segura

Décimo de Lotería de Navidad

Compartir lotería es una tradición más en las navidades. Familia, amigos, compañeros de trabajo, … Ya sea solo por si toca y no ver como los compañeros de trabajo celebran la lluvia de millones.

¿Qué puede ocurrir si participas en una participación ganadora y no recibes el premio? ¿Se ha estropeado el décimo? ¿Se ha perdido el décimo o te lo han robado? Para evitar todos estos problemas te contamos que puedes hacer. Teniendo en cuenta que los problemas surgen al repartir las ganancias del premio. Por muy bien que te lleves, evita riñas y malentendidos tomando unas simples precauciones.

Un décimo de lotería es un documento al portador y, en principio, solo podrá cobrar la persona que posea el original.

Si compartes lotería, basta con que la persona que guarde el original del décimo lo fotocopie y entregue a cada participante una copia firmada, con el DNI del depositario, en la que se indique la persona que juega en ese número y la participación.

También se suele enviar una foto del décimo por email o por WhatsApp. Para que un WhatsApp sea considerado como una prueba fidedigna y apta deben verse todos los datos del décimo y si es posible crear un grupo específico entre los participantes. No obstante, si la otra parte impugna esa prueba por considerar que se ha manipulado, pueden surgirnos los problemas. En el mensaje también deberán aparecer los datos del depositario del décimo, así como los participantes y la cantidad que juega cada uno.

¿qué pasa si te roban o pierdes el décimo?

Desde Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) recomiendan hacer una fotocopia o una fotografía del décimo por si es necesario denunciar la perdida o el robo.
En caso de pérdida o robo del decimo es fundamental denunciarlo ante la Policía Nacional o Guardia Civil del lugar donde haya ocurrido el hecho.

La denuncia debe ser siempre antes de que se celebre el sorteo y debes hacer constar el mayor número de datos posibles los datos del décimo, es decir, número, serie, fracción y sorteo al que se juega. Además, en ella debemos relatar todas las circunstancias del hecho y aportar las posibles pruebas que tengamos como fotos del décimo o fotocopias para poder identificar el documento. Además, hay que notificar por escrito el hecho al organismo de Loterías y Apuestas del Estado.

Con la denuncia se puede paralizar el pago del premio hasta que el juez decida quién es el legítimo dueño del décimo.

Si tu décimo está roto o deteriorado puedes tener dificultades para su cobro. Aun así, lo que tienes que hacer es acudir a una administración de loterías o a la sede de Loterías y Apuestas del Estado. Ellos se quedarán tu billete e intentarán autentificarlo. Si Loterías tiene dudas de la originalidad del boleto, lo enviarán a la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre y ellos serán los responsables de emitir un informe de la validez de este. En caso en que todo sea correcto, autorizarán el pago del premio.

Y si estoy en proceso de separación o divorcio

Si un miembro de la pareja ha comprado un décimo y toca. Es conveniente saber que:

  • Si el régimen económico es de separación de bienes, el premio es del que lo ha comprado, salvo que se demuestre que el décimo se ha comprado a medias.
  • Si el matrimonio es en gananciales, se reparte el 50% para cada uno.

¿Dónde y cómo cobrar el premio?

Los premios de la lotería de Navidad se pueden cobrar el mismo día del sorteo, es decir, el 22 de diciembre y a partir de las 18:00 horas. Eso si todo depende de la cuantía del premio. Si es inferior a 3.000 € podemos en cualquier administración de loterías; si es superior, se debe acudir a entidades financieras concertadas. Estos bancos no podrán cobrar ninguna comisión, ni exigir contraprestación.

Los premios de la Lotería de Navidad caducan a los tres meses, contados a partir del día siguiente de la celebración del Sorteo. Es decir, hasta el 22 de marzo (incluido) se pueden cobrar.

Si el décimo es compartido, hay que identificar a todos los participantes a la hora de cobrar los premios iguales o superiores a 2.500 euros, a la hora de acudir a una entidad bancaria. También hay que identificar el porcentaje de participación de cada participante. Nunca debes cobrar el premio sin identificar a los otros participantes, ya que al repartirlo puede parecer que está donando el dinero, lo que obligaría al pago del impuesto de donaciones.

Desde enero de 2013, en los premios de Loterías y Apuestas, Comunidades autónomas, ONCE y Cruz Roja superiores a 2.500 euros, Hacienda retiene automáticamente un 20%, de la parte del premio que pase de esa cantidad, por cada décimo, no por cada participante que comparte el décimo. Es decir, se descuenta el impuesto y después se reparte la cantidad neta entre el grupo de personas agraciadas que comparten ese décimo. El premio no se declara en el IRPF, los rendimientos que genere, sí.

Resumen para evitar problemas:

  • Guarda tus décimos y haz fotocopias del anverso y del reverso.
  • Si compartes décimos, hazlo constar por escrito o en un soporte duradero.
  • Si encargas o intercambias décimos enteros, procura recogerlos y pagarlos antes del sorteo.
  • Si el décimo se estropea, hay que enviarlo a la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, que determinará si se puede cobrar el premio. Y si está muy irreconocible, será la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre la que se pronuncie. En esos casos, no intentes recomponerlo y entrégalo en un sobre de plástico.
  • Si se pierde el décimo, denuncia en Comisaría y en Loterías y Apestas del Estado.
  • Si el décimo se comparte, hay que identificar a todos los participantes a la hora de cobrar los premios iguales o superiores a 2.500 euros, a la hora de acudir a una entidad bancaria.
Compartelo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn