Mediación

La mediación es un proceso voluntario en el que dos o más partes involucradas en un conflicto trabajan con un profesional imparcial, el mediador, para generar sus propias soluciones para resolver sus diferencias.

A diferencia de un Juez, o un árbitro cuyas decisiones obligan a las partes, e implican que una parte gana y la otra pierde, la mediación busca obtener una solución válida para ambas partes.
La Mediación es una forma flexible de resolución de conflictos, que permite a las partes en disputa una solución previa a lo que hubiera constituido un litigio. La Mediación ofrece a las partes una oportunidad de ganar una mayor comprensión de su conflicto, y limitar el coste (tanto en tiempo como en dinero) que implica un procedimiento legal completo.
Un mediador:

  • No actúa como abogado de ninguna de las partes
  • No da asesoramiento jurídico
  • No evalúa o juzga las cuestiones que se tratan en el proceso
  • No decide quién gana o pierde

El mediador asiste a los mediados para crear y evaluar opciones a fin de resolver el conflicto. Cuando las partes alcanzan un acuerdo, los extremos de éste son revisados, reflejados por escrito, y firmados por todas las partes. Como tal, un acuerdo puede ser legalmente vinculante, y por ello, es necesario explica a las partes su grado de compromiso con el acuerdo alcanzado.

Características:

  • Es neutral e Imparcial: El mediador no impone criterios propios en la toma de decisiones, ni se sitúa a favor o en contra de ninguno de los participantes.
  • Es voluntaria: Las personas interesadas son quienes deciden iniciar el proceso de mediación así como interrumpirlo, sin perjuicio alguno, si lo consideran oportuno.
  • Es confidencial: Lo expuesto en una sesión no será utilizado fuera del proceso de mediación, excepto en casos donde se detecte un hecho constitutivo de falta o delito.
  • Es flexible: El proceso de mediación se adapta a las características y necesidades particulares de los participantes.

Son los propios usuarios quienes generan alternativas y opciones de solución al conflicto que presentan, llegando a acuerdos creados por ellos mismos que satisfacen sus intereses particulares.
El objetivo de la mediación es la resolución pacífica y positiva de conflictos que surgen en los diferentes ámbitos.

Ventajas de la Mediación.

  • Rapidez. El proceso de mediación puede concluirse en pocas sesiones, siendo siempre más breve que los procesos judiciales.
  • La solución que se alcanza en la mediación es adoptada por ambas partes de común acuerdo, no depende por tanto de la decisión de un tercero como en el arbitraje o cuando resuelve un juez. En este medio de resolución de conflictos, el tercero (el mediador), no decide sino que ayuda a las partes a alcanzar un acuerdo beneficioso para ambas.
  • Al ser un proceso voluntario, existe una predisposición positiva a trabajar en común para llegar a acuerdos de forma pacífica.
  • Prevención. La mediación puede realizarse en conflictos latentes o antes de su agravamiento

Suscríbete a nuestra Newsletter

Los mejores artículos.

Las últimas novedades

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies